4 de enero de 2008

Coca-Cola Light, Mentos, imaginación y paciencia...

... y se pueden conseguir estos resultados.



Tiemblo de pensar en los posibles efectos (quizá aún ignorados) de otras posibles combinaciones entre elementos químicos de los que mezclamos en nuestras vísceras con toda la basura que nos tragamos a diario. Por cierto, esto viene a cuento por cómo me sentí ayer todo el día, quien sabe si debido a alguna mezcla similar.

4 comentarios:

Carabiru dijo...

Jajajjajajaja lo que hace el aburrimiento!!!

Por cierto, qué pegajoso tuvo que quedar el suelo despues!!!

Anónimo dijo...

Te prometo coca light y mentos la próxima vez que te comas una burger chinguilla, que esos tenian toda la pinta de pasarla mucho mejor. O cuando quieras!!

el Pitu dijo...

Da la impresión que este anónimo sabe cosas sobre mi alimentación que yo mismo desconozco...

Carabiru dijo...

Jajajajajajaa es lo bueno de los anónimos! podría ser cualquiera!!!!